miércoles, 6 de junio de 2012

Hija? o Mamá?

En cada publicación que hago sé que tocaré un tema, el problema es que dentro del tema hay oraciones, párrafos e historias que confunden a mi D.A (Déficit de Atención... -tema para otra publicación-) y con esa confusión, el bandido D.A pretende manejar mis dedos y llevarlos por el teclado a otras rutas que escapan al tema principal. Trataré de centrar esto en lo que dice el título!
Aparte de mi problemático D.A y de ser un poquito (SOLO UN POQUITO) alborotada en mi forma de ser; Cómo decirlo... YA!.. va sin disfraces: "soy Gruñona, Renegona y Quejona!" ya está!.. lo reconozco -y públicamente, que no es muy fácil que digamos- Pues aún y con todos esos trastes encima mío, cuento con el mas grande y maravilloso soporte que alguien como yo (y cualquier persona) podría pedir.. una familia genialmente adorable, comprensiva y que para dar apoyo es como un caballito de batalla: noble, fortachón y completamente invencible! Dentro de mi familia está quien es el tema de hoy: mi hija de 9 años, quien desde los 3 años aproximadamente se ha convertido en mi mano derecha, mi brazo, mi armadura, mi cerebro, mi agenda, mi encuentra-cosas... y un infinito etc. A veces me mata la culpa de pensar que por aprovecharme de esa responsabilidad y madurez suyas.. le estoy quitando la diversión de ser niña! :( .Intento explicarle la importancia de ser NIÑA y disfrutarlo, sin que ello implique el descuido de sus responsabilidades, pero hasta ahora no tengo éxito en esta misión.
No hay palabras perfectas que puedan describir lo genial que es esta pioja! "Obviamente" dirán.. "es su mamá cómo no hablaría maravillas de su hija!" Pues a fijarse que no sólo soy yo quien lo dice, si no todas y cada una de las personas que la conocen y ven cómo es.
Una de mis mejores amigas tuvo el atrevimiento de decirme que (en vez de mi) empezará a salir con mi hija ... por que ella SI que es madura! No hay comentarios al respecto!! (ya se los solté todos a mi ex amiga!).
Cuando mi pioja tenía 4 añitos e iba a pre-kinder en un colegio X, había en su clase un niñito con síndrome de down, mi enana.. al darse cuenta que el niño a veces necesitaba ayuda, no tuvo mejor idea que ocuparse casi a tiempo completo del pequeño, lo agarraba de la mano para llevarlo (como si una pioja de 4 años fuese suficiente garantía) desde su movilidad a la clase (y viceversa al término del día), sacaba y ordenaba sus materiales, abría y le servía su lonchera, cuidaba en invierno que esté abrigado siempre,  etc.. esas cosas que uno NO se espera de alguien con 4 años de edad y que al saberlas, hacen que se encoja o se expanda el corazón (en estos casos pasan ambas cosas) de purita ternura y emoción. Ahora mi enana va a otro colegio, pero su esencia y forma de ser no han cambiado un ápice, al margen de conseguir excelentes notas, siempre, continúa en su ayuda a otros niños cuando les cuesta trabajo alguna lección o curso.
A mi se me esconden (seguro que a propósito) y se me pierden cosas en la casa todo el tiempo! (jamás sé dónde las dejo, por más métodos que he ensayado).. pero mi enana sabe, con precisión de GPS dónde diantres encontrarlas! Nunca sé cuándo me toca hacer tal o cual cosa, ella.. casi como un Reloj-Cucú me  avisa y no hago más que salir disparada a hacerlo, No sé ni DÓNDE debo ir, ni a QUÉ HORA y a veces ni POR QUÉ! (a menos que me suene alguna alarma en el teléfono -si es que escucho el teléfono- con toda la información adjunta) pues esta niña sabe a dónde debo ir, mi horario completo, mi agenda, el porqué de todo eso.. y me atrevería a decir que sabe hasta de mis imprevistos (aún antes que aparezcan).. todo con la exactitud de un Reloj Suizo! Memoria de Elefante y Paciencia de Santos!
De sus calificaciones en el colegio, ni me preocupo! al punto que mi esposo y yo siempre bromeamos con ella, y le advertimos que si no deja de traer tan buenas notas y si No consigue POR LO MENOS UNA nota mala en el siguiente bimestre.. empezaremos a castigarla!!! Con lo cual, sonríe, pero a la vez silenciosamente mueve la cabeza de un lado a otro y nos mira (a sus papás) con sus ojos inmensos y esa carita como de madre agotada, que ha tirado la toalla y ya se ha resignado a escuchar todas las tonterías y payasadas que a sus dos hijos de aprox 40 años de edad, se les ocurren decir siempre!!
Agradezco a Dios y todo su séquito, el haberme enviado tremendo-bendito-premio: Mi hija y en general.. Mi familia completa!
Gracias Absolutas!!! por que me han regalado demasiado... sin siquiera merecerlo! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario