domingo, 21 de octubre de 2012

Desde Guayaquil para quien se fue de aquí.

Esto debo empezarlo y terminarlo precisamente aquí, donde me encuentro hoy (de paso) en TU ciudad, (Guayaquil!)
En un post anterior dije (aún y por razones muy distintas a este artículo), que estoy segura.. TODO lo que sucede (tenga o no tenga pies y cabeza..) es un asunto predeterminado y "cero casual"!! por lo cual, era inevitable conocerte, que tuviésemos esa hermosa y especial manera de ser amigos, que ese cariño fuera grande, abierto y con cero complejidad, por esas "NO CASUALIDADES" encontré entre papeles algunas fotos que te tomé, y por esas cosas que no entenderé, encontré las fotos justo días antes de enterarme que te has ido de esta vida y que te fuiste tan pronto, por esas mismas fechas ..  la aerolínea movió el horario de mis vuelos, con lo cual, en vez de 1 hora de escala, me tengo que quedar hoy aquí, en Guayaquil, 5 horas esperando seguir mi viaje! 
Son muchas NO CASUALIDADES para asimilarlas de modo fácil! por lo cual, me queda la completa certeza que debía escribirte y debía hacerlo hoy AQUI, en TU PROPIO HOGAR!
Sé que en honor a ti, a tu serenidad y sonrisa franca, lo mejor es enjugar lágrimas y dar por sentado que aún debes andar cerca, que formas parte de mi equipo personal de ángeles! y si debo despedirme, es sólo de tu sonrisa y de tu voz; porque el cariño queda intacto y mi promesa de pedir cada día, (también yo por ti) está dada y cumpida, como debes saber.
Aquí va una de esas preciosas fotos del momento en que contra viento y marea lograste cumplir el deseo de jugar con los delfines y estar exactamente así, fue increíble verte tan feliz!
Quiero pedirte una última cosa... que en el pedacito de cielo que te encuentres... sigas siendo TU, sigas sonriendo, soñando y sigas siendo muy feliz.
Algún día nos veremos de nuevo!
Hasta siempre Fausto!