miércoles, 20 de marzo de 2013

Madres tan “dedicadas”



Por esas necedades de la vida sumadas a alucinar (mal) que de heeeecho me queda tiempo de sobra… dejé los quehaceres pre-escolares (llámese: matrículas, uniformes, libros, útiles, mochila, lonchera, zapatos, termo, etccccc) para ultima hora, sin embargo muy en el fondo tenía clarísimo en mi cerebrito (basada en mi amplia experiencia de “déjalo-todo-para-el-final”) que en el último minutito y con TODOOO pendiente a la misma vez estaría arrancándome los pelos uno por uno y en el mismísimo borde de un serio colapso nervioso!
Para mal de mis culpas mis niños van a diferentes colegios lo que complica un “poquitiiiiito” más el asunto por 2 motivos: 1) clavarse doble cola pues van por duplicado los lugares donde hay que conseguir libros ya saben, hay N editoriales y N distribuidoras de libros de texto así que la probabilidad de que coincidan ambos colegios es NULA! y motivo 2).. porque alucínate con mi D.A comprar útiles similares pero pa 2 niños y además de colegios distintos.. a ver pues.. que NO se te confundan?!! Ja!.. $%#@*.. LISTAS ESCOLARES!
Bueno, faltaban 7 días para el inicio de clases y durante el día andaba enfocada en ese lío de correr como enferma mental por esto del colegio de mis hijos –arrollando por la ciudad a quien osara cruzarse en el camino de mi camionetita- y por las noches intentaba (si éxito) relajar mi psiquis con agüita de azhar y manzanilla tibia, a la vez que me repetía incansablemente (cual mantra) que aún me quedaba una semana para el inicio de clases; me encontraba en esto último exactamente la noche del Domingo 24 de Febrero a horas aprox 9pm cuando de pronto -por esa insistencia de Murphy de entrometerse en mi vida cada dos por tres- irrumpe mi paz el maldito pinche teléfono, era la señora que hace movilidad a mi hija, (no habíamos hablado con ella en todo el verano) asumí que llamaba para confirmar si seguiría ella llevando a mi enana, pero en realidad la mujercita en cuestión me tenía DOS preguntas: 1) la que acabo de mencionar Rspta: “Sí claro fulanita, seguirás haciéndonos la movilidad como todos los años” y de pronto Zazzz.. su –TOTALMENTE INESPERADA-pregunta #2)“Entonces “MAÑANA” la paso recogiendo??? O la llevan ustedes por ser su primer día???” si no se escuchó el sonido de mi cráneo estrellándose contra el suelo por el tremendo PLOP de Condorito que me mandé.. fue porque gracias al cielo me encontraba acostada en mi cama!!!.. En ese punto, justa y conscientemente  mi propio dedo índice acusador me auto señala como madre tremendamente desinformada, desactualizada y hasta desnaturalizada y caí en la cuenta (recién) que no me había acercado al colegio de mi hija desde.. mas o menos Noviembre del año anterior, con lo cual NUNCA me enteré qué día empezaban el año escolar 2013, si no que muy campante asumí (como suelo hacer) que mis hijos (DE DIFERENTES COLEGIOS) debían empezar clases el mismo día que casi todos los demás colegios, es decir.. el 04 de Marzo! tal como me habían contado mis amigas hablando de los colegios de sus hijos.
Válgame Dios! en cuanto salí de mi estado de shock arrancaron las interrogantes: ¿qué hago? ¿habrá algún cuaderno viejo que pueda usar como block? ¡Regale los uniformes viejos! ¿Habrá quedado al menos un polito en los cajones? Y si hay.. ¿le quedará? ¿Podrá ir con hawaiianas de playa o converse rosadas sin que le hagan roche? ¿Y si la hago faltar al colegio en el 1er día? malísima esta idea ya que ella muere por su colegio, hasta cuando está enferma nos hace la guerra porque quiere ir, (Siiii ya sé vivasos… la respuesta es que: NO SÉ.. no tengo idea a quién salió, quizá a los chancones de su papá y sus tíos) so imposible convencerla que no vaya!.. su 1er día de clases lo espera cual quinceañera de los 80´s lista para ir al concierto de Menudo!! (hablo por mis amigas porque la verdad a mi Menudo me daba casi igual.. yo fui hincha y mega fan declarada de Parchis!
Rabito miraba pacientemente (y nada sorprendido) mi desesperación y mi cara de no saber exactamente qué hacer.. juro que no sabía si reír a carcajadas o echarme a llorar! iba a optar por la risa pero enseguida vi la cara de monumental preocupación de mi enana y no me quedó más remedio que optar por mi versión de adultez e intentar encontrar todo lo necesario para que vaya lo más decente posible.
Como mis angelitos son tremendamente eficientes.. resultó que: tiene un short de jean negro que pasa disimulado por lycra escolar, había un par de sandalias negras entre sus zapatos, también (mega magia la de de mis ángeles) se había quedado camuflado un polo del año anterior en los cajones! (Obvio que le quedó como un wetsuit mocho, pero no nos pondríamos exigentes a esas alturas!), encontramos medio cuaderno, es decir un cuaderno deshojado con roche! pero al menos la otra mitad eran hojas en blanco!.. fiuu!! .. eso SI.. lápices y lapiceros nunca faltan en esta casa, la lonchera ya la había compradooo!!! Ahhh?? anótenme un punto al menos no??!!!
Total, el tema quedó resuelto.. (en sandalias, short de jean, sin útiles, libros, ni cuadernos, pero con una buena lonchera) mi valiente niña se va al colegio!… se me desborda el orgullo por ella, cuando toda risueña mira su “algo extraño” atuendo en el espejo y se me derrite todo cuando, tan indulgente como siempre, me lanza ese beso lleno de absoluta adoración.