miércoles, 14 de mayo de 2014

Un día "cualquiera" en el centro comercial

Erase aquel día una extraña situación que me tenía estupefacta (típica cara de estúpida) era un día X (día de semana cualquiera) y llevaba 6 (SEIS) interminables minutos parada en el ENORME patio de comidas del centro comercial: cartera colgando en el hombro, teléfono en la mano, bolsa de compras bajo la axila y… la bandeja de mi almuerzo a medio sostener entre los brazos. Mientras balanceaba todo como el más eficiente “ekeko” peruano -y bajo inminente riesgo de que el jugo de maracuyá causara desastres en cualquier momento- los lentes de sol se iban resbalando por mi “frentecita”! (los había tenido puestos en modo vincha). Como se puede deducir.. mi mal humor crecía de modo exponencial.. NO HABÍA UN #@/&# LUGAR DONDE SENTARSE!
Aquí un merecido paréntesis (de todos los artilugios que traía encima.. el más incómodo sin duda era: LA CARTERA!!.. ¿les he contado alguna vez que DETEEEESTO las carteras? Es un accesorio útil (a veces), pero totalmente insoportable! hay que clavárselo encima del hombro, con el brazo doblado, o peor aún inutilizando una mano para poder sostenerla, además de la joda mayúscula: cada 3 minutos, tenemos que zambullirnos en ella para buscar cualquier cosa que necesitemos! Creerme señores (en mi opinión) la cartera es un estúpido adorno y una tortura para muchas mujeres.. y eso que, en mi caso la zambullida no es tan dramática, pues suelo llevar.. exageraaaaando: 5-6 cosas dentro de ella! –llaves, celu, billetera, gel lava manos y tic tacs! –por ahí creeeo que 3 de mis carteras tienen dentro algún brillo labial ya vencido!!.. – madrinita linda... ya sé q me vas a reñir!!-)
Era inconcebible: habiendo tantas mesas, siendo las 2:25pm (con algunas maromas logré mirar mi reloj) y en un día X.. explíqueme alguien.. ¿por qué demonios no hay sitio? Opté por colocar mi bandeja en la barra y esperar impaciente que se desocupe una silla, pasaron unos “milagrosos” 3 minutos y la conseguí. Ya sentada empecé a preguntarme qué “carayos” (como dicen los catalanes) estaría pasando??.. hoy es fecha 09! ..NO ES DIA DE PAGO! Tampoco San Calentín, ni día de la secre… nada de nada!, es día de colegio.. Siiií, sin duda! ..mis hijos están en sus coles.. digo, deben estar ahí no???.. las movilidades los recogieron hoy!!”. Pasaban los minutos y cuando mi curiosidad ya iba menguando, me metí un susto de muerte al escuchar un alarido masivo, junto al inevitable, insoportable e inconfundible: “GOOOOOOOOOOL!!!”… ¿¿¿Gol???...MALDITA SEA!!! Lo único que me faltaba! ¡¡un #%$£ partido de fútbol!! Y ahora ¿quién diantres juega? ¿¿Perú??.. pues NO!!!, PERU no jugaba, pero como resulta que somos unos magníficos alienados.. más de medio Perú se encuentra paralizado porque juegan el Barza y el Real Madrid, hosssshhhtiashhh joder tío  yyyy... es que como todosh shomosh eshpañolíshishishíshimosh... empeZando por uno que yo conooooshhhco... pero NO quiero decir su nombreee (ni apodo) pa´ que luego no me digan que le hago bullying en cada post de cerebritoexprimido!!... (je.. apuesto que adivinaron de quién hablo!!!) ojo este 2do apodo: el “eshpañolishimo” es por una broma de playa con los Maldini, pero GRACIAS AL CIELO no se debe a ninguna afición futbolística!!.
**aquí una pequeña nota: el españolísimo tiene una anécdota muy buena del verano –los Maldini dedujeron que fue la mejor anécdota del verano 2014 así que... ¡¡¡coming soon!!!**
Ok, termino la historia del partido (a ver si consigo NO dar mas vueltas) apenas salía de mi asombro con el tremendo grito de GOL proveniente de todas las mesas del food court (Y??.. QUE!!?? Food Court peee!!... Yo también tengo derecho a ser alienada ¿no?), cuando de prooonto 5 segundos después.. la pesadilla... un ruido del demonio que retumba en todo el espacio –eco incluído- era una piche VUVUZELA!!! UNA VUVUZELA EN PLENO PATIO DE COMIDAS DEL CENTRO COMERCIAL???... juro por mis ancestros que si hubiese logrado pescar al cojudo que la tenía en sus manos.. yo misma lo lanzaba desde el 3er piso! (claro ..lo lanzaba x las escaleras.. ¡¡tampoco se trataba de que me metan presa ¿no?!!)  Por desgracia el pendenciero escondió la bendita vuvuzela apenas la hizo sonar!!.
Terminado mi “pacífico” almuerzo, decidí zamparme un muy merecido helado de chocolate y pasar un relajado momento sentada en alguna banca de OTRO piso (donde NO hubiese: fútbol ni vuvuzelas) escojo una banca solitaria y más o menos 15 segundos después se me planta una parejita pleitista en la banca del costado!!! (es que como hubiera podido decir mi amigo Sofocleto.. –en serio que sí lo conocí, tengo hasta foto con él y un libro firmado que me regaló- él decía algo así como: ¡¡cojudos hay por todas partes!! Y digo yo: no me queda claro si catalogarme en ese masivo grupo o sólo será que me caen encima ellos a mi, como gotitas de lluvia en pleno fenómeno del niño!!) Volvemos a la parejita en cuestión: Ella reclamándole a él que: “los CINCO soles de saldo del teléfono se los gastó todiiiitiiitos hablando con fulanita!?!?, oseeea, ¿¿LOS  CINCO SOLES COMPLETOS CON EEELLLAA?? Él defendiéndose con garras y dientes jurando  y re jurando que no pasa naaaada, que solamente son AMIIIIGOSSS. La espectacular novela incluyó jaloneos, rogatorios, vanos intentos de besos forzados, volteadas de cara de ella (volteada de cara mía también obviamente! ni modo que me pierda los detalles de la escena no??) Ella mirándolo de reojo, no era desconfianza, era la total seguridad de mirar un sujeto culpable (ella es mujer.. lo sabe!!) pero esa mirada encerraba aún más que eso, básicamente llevaba en ella su duda personal, el no estar segura de cuál opción marcar:
a)   Terminar de mandarlo a la mismísima  
b)   Pasar por alto ese pequeño “desliz”
No me queda claro en qué terminó el asunto (supongo que fue la opción b) pues fulanito insistía en que ella debía volver al trabajo (la hora de refrigerio había terminado!!.. Digo yo: en mi nubecita pensadora... “Claro que ella debía irse a trabajar.. a él se le estaba haciendo tarde para su cita con la fulana de los CINCO soles”).
Y la chica, sin más palabras, volvió a su tienda de zapatos escoltada por su chico imperfecto –él iba 2 pasos atrás-.
NOTA PERSONAL: Hay que ver lo que son las cosas y la c*ncha descuajeringada que se manejan algunos… la vida sí que es irónica… pues lo que me sigue causando gracia de aquel día es que… ¡¡¡Era de Re-FEEEEO el bandiiido!!!.


1 comentario:

  1. Particularmente no me gusta el futbol. aunque debo confesar que me he dejado arrastrar un poco por la fiebre mundialera, es decir de solo ver los resúmenes en la noche. Prefiero el basquet y justo acaba de culminar la final de la NBA ayer en la noche. Por eso es mejor ir a los lugares donde "NO HAY TELEVISOR", así puedes disfrutar tranquila.
    Respecto a lo otro, a veces se puede mal interpretar las cosas. 5 soles es nada hablando por celular. Y por último los feos tasmbién tenemos derecho a amar. Un abrazo y un gusto leerte después de tiempo.

    ResponderEliminar